jump to navigation

Planos de Energía January 14, 2008

Posted by Cristián in Beyond.
trackback

La vida es una manifestación en distintos planos de la Energía . Es un fluir  constante  perpetuo, inacabable. El pulsar divino no se agota, no cesa, no se altera.

Ese camino inagotable de la Energía Sagrada, toma distintas  apariencias en su trayecto, conformando los distintos reinos que conocemos y los que no llegamos a conocer.  

Las manifestaciones particulares de cada reino se individualizan y definen sus diferencias respecto a los otros, y en una diferenciación más sutil, con seres del mismo reino.

Esas diferencias individuales crean y recrean permanentemente el pulso divino, manifestando el sagrado don de la vida en todos sus aspectos y detalles.

El fluir es perpetuo, las manifestaciones son temporales en sus formas. Estas formas temporales (la vida como la conocemos, por ejemplo) pueden variar su sincronía con la vibración más sutil, hacia otras más densas, dependiendo esto del libre albedrío o de la capacidad que tenemos de dirigir y redirigir la energía que nos conforma, que nos atraviesa, que nos incluye.  

Esta  capacidad, conocida como libre albedrío, nos lleva por caminos más o menos placenteros, según mantengamos o no la sincronía con el plan divino. En todos ellos el espíritu vive, experimenta, se abastece y abastece al mundo que conforma. 

Si bloqueamos ese fluir, conciente o inconcientemente, si no permitimos a la energía seguir sin límites experimentando la vida, quizás nuestro cuerpo sienta ésto como dolor, o insatisfacción o malestar. Nuestro cuerpo emocional y nuestro cuerpo mental también sentirá ese atascamiento de la energía de formas más o menos desagradables. 

No es la retención en sí lo que produce malestar. Hay también posibilidades placenteras de retener y acumular energía, así como de dirigirla conscientemente con fines determinados.

Lo que ocasiona el dolor, el sufrimiento, tiene que ver con la falta de conciencia, la falta de apertura para comprender la vida;  la distancia acrecentada del Centro, por donde fluye el espíritu.

La capacidad para alejarse de la sincronía espiritual, tiene que ver con la no-aceptación (conciente o no) de las leyes que gobiernan el Universo.

En forma paralela, también existe la capacidad de mantener o recuperar esa sintonía y como resultado, recuperar el bienestar en todos los cuerpos, en el ser en su totalidad. 

de http://www.caminosdelalma.com.ar/

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: