jump to navigation

Episodio 3 de mi Podcast November 11, 2009

Posted by Cristián in Uncategorized.
1 comment so far

“Cuando dudes de actuar, siempre entre “hacer” y “no hacer” escoge hacer. Si te equivocas tendrás al menos la experiencia.”

Es la frase de Jodorowsky que quiero compartir este día en mi Podcast (click).

Además, hoy toco y canto: Disarm de Smashing Pumpkins y Songbird de Oasis.

Link del video de la última canción que hice hace un par de años: youtube http://youtube.com/w/?v=bljf0bAOV70

Saludos.

(Esto es parte de mi blog “Acquiescencia” – https://piensoalmundo.wordpress.com)

Abrí un Podcast November 10, 2009

Posted by Cristián in My words.
add a comment

Desde chico he sido un radioaficionado, fantaseaba en mi casa con el equipo de música, un micrófono y una radio conectada que era locutor y DJ.

“Radio Orión” se llamaba.

Bueno, hoy abrí un Podcast. Hice un episodio de prueba y otro que grabé a un amigo una canción. La idea es ir registrando en audio muchas cosas del diario vivir que pasan desapercibidas, de manera que queden expresadas ahí.

La dirección (cuenta también con RSS) es http://poderato.com/blue

Saludos! y si me escuchas, envíame un mensaje o comentario.🙂

(Blog Aquiescencia – https://piensoalmundo.wordpress.com)

¿Qué te preocupa? September 5, 2009

Posted by Cristián in Beyond.
1 comment so far

Cuando el cielo este gris, acuérdate cuando lo viste profundamente azul.

Cuando sientas frío, piensa en un sol radiante que ya te ha calentado.

Cuando sufras una temporal derrota, acuérdate de tus triunfos y de tus logros.

Cuando necesites amor, revive tus experiencias de afecto y ternura.

Acuérdate de lo que has vivido y de lo que has dado con alegría.

Recuerda los regalos que te han hecho, los abrazos y besos que te han dado, los paisajes que has disfrutado y las risas que de ti han brotado.

Si esto has tenido, lo puedes volver a tener y lo que has logrado, lo puedes volver a ganar.

Alégrate por lo bueno que tienes y por lo bueno de los demás, acéptalos tal cual son; desecha los recuerdos tristes y dolorosos, y sobre todo no tengas ningún rencor, no te lastimes más.

Piensa en lo bueno, en lo amable, en lo bello y en la verdad.

Recorre tu vida, detente en donde haya bellos recuerdos y emociones sanas y vívelas otra vez.

Visualiza aquel atardecer que te emocionó. Revive esa caricia espontánea que se te dio. Disfruta nuevamente de la paz que ya has conocido,
piensa y vive bien.

Allí en tu mente están guardadas todas las imagines; ¡Y sólo tú decides cuáles has de volver a mirar!.

No hay carga que se nos dé y no tengamos la capacidad de llevar.

Busca siempre vivir el presente aprendiendo del pasado, no cargues con situaciones y problemas que ya han pasado.

Piensa en esto:

¿Cuál era tu mayor problema hace 10 años? Probablemente ahora sea nada.

Ahora, si dentro de 10 años tus problemas actuales no van ha ser nada, ¿Por qué vivir tristes por ellos?

Autor Desconocido.

20 reglas de vida September 5, 2009

Posted by Cristián in Beyond.
add a comment

Lo saqué de un blog de una amiga…:

1. HAGA una pausa de mínima de 5 a 10 minutos por cada 2 horas de trabajo, a lo máximo. Repita estas pausas en su vida diaria y piense en usted, analizando sus actitudes.

2. APRENDA a DECIR NO, sin sentirse culpable, o creer que lastima a alguien. Querer agradar a todos es un desgaste enorme.

3. PLANEE su día, pero deje siempre un buen espacio para cualquier imprevisto, consciente de que no todo depende de usted.

4. CONCÉNTRESE en apenas una tarea a la vez. Por mas ágil que sean sus cuadros mentales, usted se cansa.

5. OLVÍDESE de una vez por todas de que usted es indispensable en su trabajo, su casa o su grupo habitual. Por más
que eso le desagrade, todo camina sin su actuación, salvo usted mismo.

6. DEJE de sentirse responsable por el placer de los otros. Usted no es fuente de los deseos, ni el eterno maestro de ceremonia.

7. PIDA AYUDA siempre que sea necesario, teniendo el buen sentido de pedírsela a las personas correctas.

8. SEPARE los problemas reales de los imaginarios y elimínelos, porque son pérdida de tiempo y ocupan un espacio mental precioso para cosas más importantes.

9. INTENTE descubrir el placer de cosas cotidianas como dormir, comer y pasear, sin creer que es lo máximo que puede conseguir en la vida.

10. EVITE envolverse en ansiedades y tensiones ajenas, en lo que se refiere a ansiedad y tensión. Espere un poco y después retorne al diálogo y a la acción.

11. SU FAMILIA NO es usted, está junto a usted, compone su mundo, pero no es su propia identidad.

12. COMPRENDA qué principios y convicciones inflexibles pueden ser un gran peso que evite el movimiento y la búsqueda.

13. ES NECESARIO tener siempre a alguien a quien le pueda confiar y hablar abiertamente. No sirve de nada si está lejos.

14. CONOZCA la hora acertada de salir de una cena, levantarse del palco y dejar una reunión. Nunca pierda el sentido de la importancia sutil de salir la hora correcta.

15. NO QUIERA saber si hablaron mal de usted, ni se atormente con esa basura mental. Escuche lo que hablaron bien de usted, con reserva analítica, sin creérselo todo.

16. COMPETIR en momentos de diversión, trabajo y vida entre pareja, es ideal para quien quiere quedar cansado o perder la mejor parte.

17. La RIGIDEZ es buena en las piedras pero no en los seres humanos.

18. Una hora de INMENSO PLACER sustituye, con tranquilidad, tres horas de sueño perdido. El placer recompensa más que el sueño. Por eso, no deje pasar una buena oportunidad de divertirse.

19. NO ABANDONE sus tres grandes e invaluables amigas. Intuición, Inocencia y Fe.

20. ENTIENDA de una vez por todas, definitivamente y en conclusión….

….Usted ES LO QUE USTED HAGA de USTED MISMO.

La motivación y la fuerza de voluntad June 1, 2009

Posted by Cristián in Uncategorized.
add a comment

<!–

–>(Motivation and the Power of Not Giving Up)

¿Has intentado alguna vez perder peso, sacar un promedio de sobresaliente en un curso, que te escojan para formar parte de un equipo deportivo, o te has planteado algún otro reto personal? En caso afirmativo, es posible que, como le ocurre a mucha gente, empezaras con muchas ganas, dando lo máximo de ti mismo, pero luego perdiste parte de la motivación y tuviste problemas para volverte a motivar como al principio.

¡No estás solo!

Todo el mundo se enfrenta al difícil reto de mantener la motivación cuando desea alcanzar sus objetivos. ¡Basta con que te fijes en la cantidad de personas que empiezan dietas de adelgazamiento, pierden peso y luego lo vuelven a ganar!

Lo cierto es que replantearnos las cosas, cambiar o empezar de nuevo, por pequeña que sea la faceta de nuestra vida que queramos modificar, es algo que impone. Pero no es imposible. Con el enfoque adecuado, seguro que lo puedes conseguir

Motivarse y mantener la motivación

¿Cómo mantener la motivación y seguir avanzando hacia la consecución de un objetivo? Todo es cuestión de planificar bien las cosas, tener expectativas realistas y ser perseverante. He aquí lo que necesitas hacer:

Primero, fíjate un objetivo. Empieza anotando lo que quieres conseguir: tu meta principal, lo que deseas que se haga realidad. Por ejemplo “Quiero sacar un promedio de sobresaliente en este curso” o “Quiero perder peso para la fiesta de fin de bachillerato” o incluso “Quiero participar en los Juegos Olímpicos” son metas principales porque son los objetivos últimos que la persona desea cumplir (evidentemente, algunas metas requieren más tiempo y más esfuerzo que otras). Está bien soñar a lo grande –es la forma en que mucha gente consigue lo que desea. Lo único que debes recordar es que, cuanto más ambiciosa sea la meta que te fijes, más tendrás que esforzarte para alcanzarla.

Sé específico. Es mucho más fácil planificar y alcanzar un objetivo concreto que uno vago. Supongamos que tu objetivo es perder peso. Eso es bastante vago. Concrétalo especificando cuánto peso quieres perder, por qué y cuando deseas haberlo perdido. Eso te ayudará a planificar la forma de alcanzar el objetivo. Cuesta más y más tiempo perder 10 Kg que perder solo 3, de modo que deberás ajustar el plazo de tiempo en consonancia.

Sé realista. La gente a menudo abandona sus objetivos porque sus expectativas son poco razonables. Algunos esperan perder peso y quedarse como sílfides en unas semanas en vez de en varios meses, o dejar de fumar de la noche a la mañana tras varios años de fumar como carreteros. Supongamos que quieres correr una maratón. Si intentas correr los más de 42 Km. de que consta una maratón mañana mismo sin entrenarte, es poco probable que lo logres. ¡Una persona promedio necesita un entrenamiento de cuatro meses para correr tantos kilómetros seguidos! Pero el mayor riesgo es que acabes tan agotado y te quemes tanto por el esfuerzo realizado que abandones tu sueño de correr en una maratón e, incluso, de correr en cualquier otra carrera.

Parte de la capacidad de mantener la motivación depende de ser realista sobre lo que uno puede conseguir dentro del período de tiempo que se ha fijado. Perder 3 Kg. para la fiesta de fin de bachillerato es algo factible si falta un mes para la celebración. Pero, si la fiesta es el próximo sábado, es imposible que pierdas tanto peso en tan poco tiempo. Asimismo, competir con el equipo de esquí olímpico es una meta factible si tienes 15 años y ya eres un esquiador destacado. Pero si tiene 18 y acabas de recibir tus primeras clases de esquí, el tiempo no está precisamente de tu lado.

Escríbelo. Pon tu objetivo específico por escrito. Luego vuélvelo a escribir. Una y otra vez. Las investigaciones muestran que escribir un objetivo forma parte del proceso mental de comprometerse a cumplirlo. Escribe tu objetivo cada día para no pederlo de vista y para recordarte a ti mismo lo mucho que deseas alcanzarlo.

Fragméntalo en objetivos parciales. Todo cambio requiere autodisciplina. Necesitas dedicar una atención constante para no apartarte de tu propósito. Una forma de allanar el camino es dividir el objetivo en pequeños pasos. Retomemos el ejemplo de perder 3 Kg. para la fiesta de fin de bachillerato. Supongamos que dispones de un mes, de modo que tu objetivo es alcanzable. ¿Pero qué haces para alcanzarlo?

Primero, divide tu objetivo en objetivos parciales (como perder 1 Kg. a la semana durante las dos primeras semanas y luego medio kilo durante las dos semanas siguientes). Luego establece tareas específicas a realizar diariamente, como comer cinco raciones de fruta y verdura y hacer media hora de ejercicio cada día. Anótalo en un calendario o agenda para que puedas llevar un registro de tus logros parciales.

Si tu objetivo es participar en una maratón, deberás seguir un proceso similar. Supongamos que estamos en el mes de febrero y la maratón se celebra en agosto –un marco de tiempo realista para prepararte. Empieza corriendo 3 Km. y ve aumentando gradualmente la distancia. Pide a un entrenador que te ayude a fijarte objetivos parciales factibles en lo que se refiere al incremento de la distancia y que te sugiera ejercicios para mejorar el rendimiento trabajando tanto la fuerza muscular como la resistencia.

El hecho de ir alcanzando frecuentemente pequeños objetivos es algo digno de celebrar. Te transmitirá confianza, seguridad en ti mismo, ánimos y motivación para seguir haciendo dieta, corriendo o haciendo lo que te hayas propuesto hacer. De modo que recompénsate por cada objetivo parcial que vayas alcanzando.

Anota también los objetivos parciales para poder hacer un seguimiento de lo que necesitas hacer, registrar los logros parciales a medida que los vayas cumpliendo y disfrutar sabiendo que te vas acercando a la gran meta. (El hecho de escribir los pasos específicos tiene otra ventaja –si notas que te flaquea la voluntad, puedes echar un vistazo a tu lista para comprobar el camino que ya llevas andado, animarte y reorientarte).

Comprueba tus progresos. Ahora que has dividido tu objetivo en una serie de objetivos parciales, comprueba tus progresos cada día.

Cuando cumplas un objetivo parcial, márcalo en tu lista. Dite a ti mismo: “Bueno, ya he perdido 1,5 Kg. ¡Ya estoy a mitad de camino para lograr mi objetivo!” Recompénsate con algo que te prometiste cuando te fijaste el objetivo. ¡Saborea el éxito! Y luego piensa en cómo vas a lograr el resto de tu objetivo: “¿Ahora cómo voy a conseguir perder el kilo y medio que me falta sin recuperar lo que ya he perdido?”

Si tienes un resbalón o te falla la voluntad, vuélvete a comprometer con tu objetivo. Si tienes un resbalón, no tires la toalla. Perdónate a ti mismo y organiza un plan para volver a retomar el camino que te llevará a tu objetivo. Date unas palmaditas en la espalda por el camino que ya llevas andado. No te machaques ni seas demasiado duro contigo, independientemente de lo que te hayas desviado del camino que te habías trazado. La mayoría de la gente tiene algún resbalón cuando intenta introducir algún cambio en su vida –es una parte natural del proceso.

El hecho de escribir las tareas diarias y los objetivos parciales también ayuda en este punto, porque, si llevas un registro de tus progresos, enseguida te darás cuenta cuando tengas un resbalón, lo que te hará más fácil retomar el camino hacia tu objetivo. Y sabrás exactamente cuándo te has salido del camino. De modo que, en vez desanimarte y decirte: “Nunca lo consigo cuando me propongo perder peso”, puedes decirte a ti mismo: “No estoy perdiendo peso porque no he seguido mi programa dietético y de ejercicios diario.”

¿Y si tienes un resbalón tras otro? Pregúntate a tu mismo si estás realmente comprometido con tu objetivo. Si la respuesta es afirmativa, vuélvete a comprometer -y ponlo por escrito. El proceso de escribirlo todo también te puede ayudar a descubrir si estás o no realmente comprometido con un objetivo. Por ejemplo, tal vez estés más “enganchado” a la fantasía de ser una estrella del deporte que a la realidad de “sudar” para lograrlo.

Tómate los traspiés y resbalones como lecciones o recordatorios de por qué estás intentando hacer un cambio. Si te sales del plan trazado, no lo interpretes como un fracaso sino como una oportunidad para aprender algo nuevo sobre ti mismo. Supongamos que tu meta es no pelearte tanto con tu hermano o hermana. Tal vez aprendas que es mejor decir: “Ahora no puedo hablar sobre eso” y tomarte tu tiempo para tranquilizarte cuando notes que estás empezando a perder los estribos.

Mantén una actitud positiva. Imagínate o sueña cumpliendo tu objetivo: luciendo el vestido que te compraste para la fiesta de fin de bachillerato con tu esbelta figura, o marcando el gol de la victoria en la final de fútbol. La imaginación ayuda a no perder de vista lo que uno está intentando lograr. Ayuda mucho creer que es posible. Y también podrás recuperar tu imagen mental cuando te flaquee la voluntad o sientas que te falta motivación.

El pensamiento positivo y el lenguaje interno también son buenos aliados de la motivación, al favorecer la adopción de una actitud positiva. Dite a ti mismo: “Merezco sacar un promedio de sobresaliente en este curso porque he hincado los codos” o “Seguro que me sentarán bien los pantalones cortos este verano. ¡Estoy siguiendo mi programa de ejercicios y mi dieta de adelgazamiento!”

Otro gran estímulo es encontrar gente que te apoye y anime. Búscate un compañero para entrenar con él, un amigo que también quiera perder peso o alguna persona que se haya propuesto un objetivo similar al tuyo para que os podáis apoyar mutuamente. Poder contar con alguien que comparte tu objetivo puede marcar la diferencia cuando te falle la voluntad –como cuando tengas que levantarte para correr a primera hora de la mañana.

Si no estás obteniendo el apoyo y los ánimos que necesitas de la gente que te rodea, tal vez necesites tomarte un respiro de una amistad en concreto y rodearte de personas que quieran ayudarte a alcanzar tu objetivo. Por ejemplo, si vas cada jueves a casa de un compañero para estudiar juntos al salir de clase, pero últimamente a tu amigo le ha dado por poner la televisión, participar en chats de Internet o colgarse del teléfono ignorando tus ruegos de que es hora de estudiar, ha llegado el momento de cambiar de compañero de estudios. No podrás centrarte en tu objetivo si tu amigo no comparte ese objetivo –o, todavía peor, intenta alejarte de él. Busca otra persona que comparta tus objetivos y que se haya marcado un camino similar.

¡No tires la toalla!

Poner fin a un comportamiento insano o aprender a hacer algo nuevo y emocionante, a fin de cuentas, no es más que asumir la responsabilidad de nuestras vidas. Encontrar la motivación para hacerlo no es necesariamente fácil pero siempre es posible. Puedes mantener la motivación anotando tus objetivos, perseverando en el plan que te traces y recordándote a ti mismo qué te llevó en un principio a fijarte ese objetivo. Los cambios son emocionantes. ¡Si no, la vida sería muy aburrida! ¡Buena suerte en la consecución de tus objetivos!

Ser ordenado June 1, 2009

Posted by Cristián in Uncategorized.
2 comments

Tips básicos para ser ordenado:

1. Ordena en el momento. Yo sé que suena difícil, pero estas completamente seguro que no lo puedes hacer ahora mismo? Yo creo que sí.
2. No lo dejes para después, porque nunca terminaras de hacerlo.
3. El desorden se acumula y se acumula, y se acumula… Creo que ya entendiste el punto, verdad?
4. Ser ordenado te ahorra tiempo, dinero y esfuerzo. Comprobado.
5. Si ya tienes un caos, comienza a segmentar. Sólo haz una cosa a la vez.
6. Algunas veces para ordenar tienes que concentrarte, así que no te distraigas.
7. Designa espacios, ya sea en tu casa o en tu trabajo, cada objeto debe tener su lugar especial. Si ordenas bien, la falta de espacio no será una excusa ni un problema.
8. Tienes que saber que ordenar sólo es una rutina, es como cepillarte los dientes o vestirte, sólo es eso, una rutina.
9. El ser ordenado se vuelve un hábito. Ya lo verás.
10. Si no puedes con el caos que originaste. No te desanimes, aun hay otras formas de manejarlo, por ejemplo: esa ropa que tienes por todos lados en tu recamara, guárdala en el closet, no importa como la almacenes. La idea es ocultar el desorden, pero es muy importante que recuerdes que esto, es sólo una solución temporal. Recuerda el punto 3.
11. Entre menos objetos tengas dispersos por toda tu casa o trabajo será lo mejor, ya que el esfuerzo para ordenar las cosas será mínimo y podrás aprovechar tu tiempo al máximo.
12. La única manera de ser realmente ordenado, es ser ordenado. No hay de otra.

Una vez que has corregido el caos que tiene ahí y el ser ordenado se ha vuelto un hábito. Pronto daras el salto para ordenar no sólo tu casa, sino también tu vida.

Fuerza de Voluntad June 1, 2009

Posted by Cristián in Uncategorized.
1 comment so far

Como fortalecer la voluntad

Cuando era estudiante universitaria, Pamela Jonson tuvo la oportunidad de trabajar con un famoso antropólogo. Como le agradó la experiencia, resolvió especializarse en antropología y seguir cursos de posgrado en la materia. Pero al poco tiempo se casó, tuvo un hijo y se convirtió en madre de tiempo completo. No olvidó por ello su deseo de estudiar y ayudar a los pueblos tribales. Cuando su hijo cumplió tres anos, Pamela emprendió los cuatro años de dificilísimos estudios de posgrado. Fue muy duro para ella, pero persistió y obtuvo un doctorado. Hoy ocupa un puesto eminente en una entidad gubernamental que proporciona asistencia a los países del Tercer Mundo.
Para sortear cada uno de los obstáculos que se nos van presentando, necesitamos fuerza de voluntad. En todas las resoluciones difíciles que deseamos llevar a la práctica, nos hace falta una fuerza interior que nos impulse a enfrentarnos al reto y a no cejar en nuestro propósito. Pero con muchísima frecuencia nos quedamos a medio camino y nos lamentamos: Es por demás: me falta fuerza de voluntad”.
La verdad es que la fuerza de voluntad no constituye una característica inmutable con la que se nazca o con la que no se nazca. Al contrario: es una habilidad que podemos desarrollar y robustecer de manera que, con la mira bien enfocada, nos ayude a lograr nuestras metas.
“Entre los muchos poderes internos del ser humano, destaca por su importancia el inmenso poder desaprovechado de la fuerza de voluntad”, escribió hace 25 años el psicólogo italiano Roberto Assagioli. “La voluntad disciplinada es un arma formidable”, añade Alan Marlatt, psicólogo que está llevando a cabo estudios sobre la forma en que la fuerza de voluntad ayuda a las personas a romper los malos hábitos y a cambiar su vida. “Algunos diccionarios definen la fuerza de voluntad como el control sobre los impulsos y los actos propios. Las dos palabras clave de esta definición son fuerza y control. La fuerza existe, pero hay que controlarla” He aquí lo que el psicólogo Marlatt y otros expertos aconsejan para conseguirlo:
Adopte una actitud positiva. No cometa el error de confundir la fuerza de voluntad con el sacrificio. La fuerza de voluntad se torna más dinámica cuando se aplica a propósitos positivos y estimulantes.
Cierto hombre de negocios reconocía, por una parte, que abusaba del alcohol; pero, por la otra, le parecía que unas cuantas copas antes de 1a. cena atenuaban la tensión a que vivía sometido. Ahora bien, como el licor aunado al trabajo intenso lo aletargaban, minutos después se quedaba dormido.
“Un día me di cuenta de que estaba desperdiciando mi vida”, confiesa. Y en vez de seguir cultivando “la hora del aperitivo”, se propuso dedicarle más tiempo a su hijo. Al principio le costó mucho trabajo; echaba de menos el efecto relajante de las bebidas alcohólicas, pero se dijo que con este cambio iba a salir ganando. Y estaba en lo, cierto: el hecho de que las relaciones familiares fueran ahora más gratificantes le dio nuevas energías para el trabajo; mas incluso que el alcohol.
La fuerza de voluntad, aplicada en lo positivo, nos ayuda a superar la inercia y a enfocar los pensamientos en el futuro. Cuando se le acumulen las dificultades, imagínese a si mismo gratamente ocupado en pos de su meta: esto lo estimulará a seguir adelante.
Decídase a cambiar. El catedrático de psicología James Prochaska ha identificado cuatro etapas en el proceso de un cambio de conducta; las denomina precontemplación (resistirse al cambio), contemplación (ponderar los pros y los contras del cambio), acción (ejercitar la fuerza de voluntad para llevar a efecto el cambio) y sostenimiento (activar la fuerza de voluntad para apuntalar el cambio).
Algunas personas son “contempladores crónicos”, señala James Prochaska. Saben que deberían ingerir menos alcohol, pero se beben otra copa mientras meditan en ello. Quizá nunca pasen de la contemplación a la acción.
Para concentrar y movilizar sus esfuerzos, fíjese una fecha límite. A la maestra Marge Collins le preocupaba su sobrepeso. Sucedió que la eligieron presidenta de un organismo de acción social. Ni tarda ni perezosa, se compró un vestido caro, dos tallas inferior a la suya, y decidió bajar siete kilos en el plazo de tres meses, para estrenarlo y lucirlo en el almuerzo anual del organismo que presidía. Y consiguió su objetivo exactamente en ese lapso.
Fíjese objetivos muy específicos. Marlatt observó a un grupo de personas que el día de Año Nuevo se propusieron modificar ciertos aspectos de su conducta. Comprobó que cosecharon mejores resultados quienes habían especificado mejor sus metas. Un señor que se propuso elogiar diariamente a su mujer, a los tres meses seguía cumpliendo esta resolución. Otro, que vagamente se comprometió a “ser más amable con la familia”, a los cuatro días olvidó sus propósitos.
“No diga: Voy a hacer más ejercicio, voy a leer más”, aconseja Marlatt. “Diga: Todas las mañanas voy a caminar durante 45 minutos, o tres noches por semana voy a leer durante una hora”.
Tenga fe en su causa. Si hace ejercicio sin mucho convencimiento porque no ve resultados, recuerde que no basta desear algo para lograrlo.
Marlatt aconseja a sus clientes que preparen un cuadro dividido en cuatro secciones, y que anoten en ellas las ventajas y las desventajas esperadas a corto y a largo plazo. Así, por vía de ejemplo, una persona que resolvió dejar de fumar, en una de las secciones superiores del cuadro apuntará las desventajas a corto plazo (“Al principio me sentiré espantosamente mal”) y, en la otra, los beneficios inmediatos (“Dispondré de más dinero para otras cosas”). En las dos secciones inferiores anotará, en un lado, las ventajas a largo plazo (“Mejorará mi salud”) y, en el otro, las desventajas (“No tendré a la mano un buen medio para mitigar el estrés”). El sujeto reafirma su fuerza de voluntad anotando claramente las ventajas y desventajas..
Estimule su amor propio. Ahora bien, no basta conocer los beneficios, observa Prochaska. El más potente incentivo es el deseo de mejorar la imagen de uno mismo y de empuñar las riendas de la propia vida. “Los argumentos racionales son convincentes”, prosigue, “pero la gente no responde de verdad hasta que entran en juego las emociones”.
Un señor que fumaba tres cajetillas diarias de cigarrillos, contrajo bronquitis. Por supuesto, no prestaba atención a las advertencias de su médico. “De buenas a primeras advertí la insensatez de mi conducta”, refiere. “Me estaba haciendo daño deliberadamente. Hasta por amor propio debía yo dejar de fumar”. En esta forma, el deseo de formarse una mejor opinión de sí mismo le infundió la fuerza de voluntad necesaria para mandar a volar los cigarrillos.
“Actue como si…” El gran general francés del siglo XVII, el vizconde Henri de Turenne, siempre entraba en batalla al frente, de sus tropas. Cuando se le preguntó por qué obraba así, repuso: “Actúo como un valiente, pero no dejo de sentir miedo ni un minuto. En vez de ceder al temor, le ordeno a mi cuerpo: ¡Tiembla, viejo saco de huesos, pero sigue adelante! Y mi cuerpo avanza
Actuar como si poseyera usted gran fuerza de voluntad puede ayudarle a obtenerla. Repítase con frecuencia: “Estoy decidido a dejar el juego de azar”, y se saldrá con la suya.
Reafirme constantemente su voluntad. En 1915, el psicólogo Boyd Barrett propuso una lista de actos que, practicados repetidamente, reafirmarían la voluntad. Por ejemplo: subirse a una silla y bajar de ella 30 veces seguidas, Q arrojar al piso una caja de fósforos que a continuación se recogerán con sumo cuidado para colocarlos uno a uno donde estaban. Los ejercicios de esta índole, aseguraba el psicólogo, reafirman nuestra fuerza de voluntad y la capacitan para arrostrar situaciones especialmente difíciles.
Sugerencias de Barrett bien pueden parecernos anticuadas, pero puede actualizar el concepto que inspiró. Elabore una lista de diligencias que tendrá que hacer el sabado por la mañana, y no se siente a comer mientras le quede alguna actividad sin cumplir. Señale un día del mes para pagar cuentas, y aténgase a esa fecha.
Prevea las dificultades. El viejo dicho de “querer es poder” no refleja toda la verdad. Aunque tenga usted el firme propósito de lograr algo, debe prever los obstáculos que le saldrán al paso, y la manera en que habrá de arrostrarlos.
Si ha dejado usted de beber alcohol, ensaye mentalmente qué dirá cuándo le ofrezcan un trago. Si se ha propuesto correr por las mañanas para hacer ejercicio, tenga preparado un programa de gimnasia bajo techo por si un día amanece lloviendo.
Sea realista. Hasta la voluntad más firme puede flaquear cuando, por ejemplo, la meta consiste en bajar 20 kilos en tres meses o hacer ejercicio res horas diarias. Y el fracaso refrena 1 deseo de volver a intentarlo.
A veces conviene más fijarse objetivos modestos, qué uno demasiado difícil. Siguiendo el lema de Alcohólicos Anónimos (“Sólo por hoy”), divida su objetivo en segmentos que abarquen un solo día, y renueve su resolución al día siguiente.
Al cabo de una semana contará usted con una serie de triunfos que le serviran de acicate.
Sea paciente. La fuerza de voluntad no se adquiere de la noche a la mañana. Se logra paso a paso, y, algunas veces hay recaídas. Averigue qué ocasionó el tropiezo, y redoble sus esfuerzos.
Una amiga fracasó la primera vez que se propuso dejar de fumar. Analizó las circunstancias de la reincidencia, y cayó en la cuenta de que necesitaba tener las manos ocupadas. En su segundo intento, sacaba estambre y agujas de tejer apenas sentía la tentación de encender un cigarrillo. A. la vuelta de unos meses acabó de tejer un suéter para su marido y, al parecer, había desechado de una vez por todas su adicción al tabaco.
No flaquee. La voluntad se robustece con cada victoria. Cuando, a base de voluntad, se ha logrado vencer un mal hábito o renunciar a un empleo sin porvenir, aumenta la confianza en uno mismo para emprender otros propósitos.
En palabras de Assagioli, una trayectoria de éxitos hace surgir una voz interior que nos proporciona “un firme asidero para detenernos al borde del precipicio”. Acaso tenga usted que arrostrar, tareas más arduas, pero ya antes ha triunfado, y bien puede volver a triunfar.

Crecer April 24, 2009

Posted by Cristián in MyWords.
3 comments

687474702f7777772e6c6f6f6b7069632e636f6d2f66696c65732f333233323334323230355f636536613137633937635f6f2e6a7067

La soledad, desesperación y dolor son cosas que los niños sienten desde el principio, desde que son humanos. No obstante, el humor, el amor y el sentirse amados son la medicina para tales heridas.

Tantos niños que no tienen nada de eso.  De verdad duele el corazón.

Tranquilidad April 22, 2009

Posted by Cristián in Uncategorized.
1 comment so far

Una vez más se demuestra que a Colo Colo los árbitros los ayudan. 2 goles offside, un gol mal anulado y un penal no cobrado para La “U”.

Eso no es ninguna novedad. Todo Chile lo sabe.

Que lindo fue ver el estadio mayoría azul, alentando los 90 minutos, pese al marcador siempre en contra, y claro, si se jugaba en contra de la ANFP y de los árbitros.

Así es La “U”, somos hijos del rigor. Todo nos cuesta. Pero ya seremos campeones y las lágrimas que derramaré dejarán huella en el máximo templo del fútbol chileno, para siempre como testigo del sentimiento inmortal que trasciende lo razonable transformado en azul.

Tranquilidad, todo esto ya viene.

Actitud March 30, 2009

Posted by Cristián in Uncategorized.
add a comment

Muchos son los momentos difíciles o adversos a los que tenemos que sobreponernos en nuestras vidas, y hay algunos que si no los superamos, nos pueden imposibilitar cumplir con nuestros objetivos. Pero la situación cambia cuando a estos momentos difíciles los afrontamos con una ACTITUD GANADORA.
Todas las personas tenemos fracasos, lo importante es cómo se afronten. Nuestras acciones serán producto de nuestra personalidad. Lo indispensable es tener claridad de objetivos y confianza en nosotros, ser optimista en situaciones complejas y aprender a ver las caídas como oportunidades.
Los ganadores prestan atención a sus actitudes ya que saben que estas actitudes son las que generan su comportamiento, y el comportamiento es el que genera resultados. Adoptando una ACTITUD GANADORA se da un gran paso hacia el logro de éxito personal.
Las personas exitosas tienen una actitud ganadora, producto de una mente ganadora.
Éstas personas no se quejan, ¿Qué ganamos con quejarnos? Nada, al contrario lo que hay que hacer es buscar la solución al problema, convertirlo en un reto y hasta que no lo solucionemos no nos rendiremos.

Los ganadores enfrentan su día laboral con el propósito de descubrir que pueden realizar en vez de preocuparse de lo que no pueden hacer.

Los ganadores están dispuestos a asumir compromisos personales, y cuando emprenden el logro de una meta, saben que mantendrán su propósito hasta lograrla, y jamás la abandonarán si el camino resulta muy difícil.

El especialista en motivación Patrick O’Dooley, quien lleva muchos años dando conferencias en la materia, reunió en una lista las características de un ganador según lo que su público le decía:
1. Actitud positiva.
2. Entusiasmo
3. Determinación
4. Motivación
5. Confianza
6. Optimismo
7. Dedicación
8. Alegría
9. Capacidad de escuchar.
10. Paciencia.

Obsérvese que ninguna de estas cualidades superiores de un ganador tiene que ver con la capacidad física o mental.
Como O’Dooley señala, esto indica que cualquier persona en el mundo puede ser un ganador, puesto que ganar depende más de la actitud que de la aptitud. La persona determina si será un ganador o no en su vida, independientemente de sus habilidades innatas.

No se debe considerar el potencial en términos de aptitudes físicas o mentales, es la actitud lo que marca la diferencia. La actitud no es algo con lo que se nace, la actitud es una decisión, que puede ser utilizada como un plus desequilibrante a la hora de convertir crisis en oportunidades. Es un modo de enfrentar la vida que nos hace entender que caer esta permitido, pero levantarse es una obligación…

Felicidad March 25, 2009

Posted by Cristián in Reflexiones diarias.
add a comment

La felicidad para algunos es acumular riqueza, obtener un buen empleo, que nuestros deseos se cumplan, ganarnos un nombre y fama. Sin embargo, sólo aquellos que están contentos con su vida y se sienten felices con la felicidad de otros realmente han comprendido en qué consiste la verdadera felicidad.

El gozo que uno obtiene de los placeres externos es temporal. Le verdadera felicidad puede disfrutarse por dentro. Cuando nuestros pensamientos son puros, cuando no nos preocupamos por nimiedades, solo entonces, podemos disfrutar de la verdadera felicidad.

“Felicidad” es un estado mental. Uno pudiera estar feliz cuando nuestros parientes o amigos alcanzan un buen nombre o fama. Por otro lado, la misma persona pudiera no sentirse feliz cuando alguien más la obtiene.

La gente grande es aquella que se siente feliz cuando los demás son felices.

Deepthi Ayyappan (2008)

Vía Renuevo de Plenitud

Carpe diem March 20, 2009

Posted by Cristián in Reflexiones diarias.
add a comment

La vida es corta:
rompa reglas
perdone rápidamente
bese demoradamente, ame verdaderamente
ría incontrolablemente
y nunca deje de sonreír
por mas extraño que sea el motivo.
La vida no puede ser la fiesta que esperábamos
pero en cuanto estamos aquí, debemos sonreir y dar gracias…

La “U” de Chile March 5, 2009

Posted by Cristián in My words.
add a comment

uConversaba con un amigo, hincha fanático de Colcolo, quien me decía:

“Colo Colo tiene mas de 20 estrellas y la U 12, ColoColo nunca ha estado en 2da división y la U, si…por eso no entiendo cómo pueden haber tantos chunchos”

Y yo le dije: ” Bueno, es un sentimiento inexplicable”

Y, claro es así, somos los hijos del rigor, los fieles seguidores de un equipo diezmado por sucesos políticos, deportivos, económicos. Somos los que nunca agachamos el moño durante los años más negros, somos los que nunca optamos por las modas, ni por la conveniencia, somos los luchadores contra la adversidad, contra la corriente y contra toda lógica…esos somos los chunchos de corazón.

Cristián

La importancia de ser flojo February 23, 2009

Posted by Cristián in My words.
add a comment

I don’t mind… As long as there’s a bed beneath the stars that shine. I’ll be fine…

February 21, 2009

Posted by Cristián in Reflexiones diarias.
add a comment

Lo que hoy no conseguiste, con ánimo y cariño podrás lograrlo mañana.
Sí alguna vez tus sueño se derrumban, busca un poco de luz en tu ventana, prométete a ti mismo un arco iris y vuelve a comenzar.
No te detengas, construye nuevos sueños.
Piensa siempre que en tu camino nada es imposible.
Pon todo tu ser, en todo lo que hagas
Baña siempre tus días en el dorado resplandor del entusiasmo
Nunca más vuelvas a saludar el amanecer sin una meta
Ve hacia las oportunidades, no esperes solamente que ellas vengan a ti
Es más fácil levantarse de una caída, que de una cobardía
No es el tiempo el que sana las heridas sino el amor y la compañía
Piensa que cada día es el más importante y entrégale tu fuerza y tus deseos.

The Road Not Taken – Robert Frost October 7, 2008

Posted by Cristián in Beyond.
add a comment

via 1. The Road Not Taken. Frost, Robert. 1920. Mountain Interval.

The Road Not Taken

TWO roads diverged in a yellow wood,
And sorry I could not travel both
And be one traveler, long I stood
And looked down one as far as I could
To where it bent in the undergrowth;

Then took the other, as just as fair,
And having perhaps the better claim,
Because it was grassy and wanted wear;
Though as for that the passing there
Had worn them really about the same,

And both that morning equally lay
In leaves no step had trodden black.
Oh, I kept the first for another day!
Yet knowing how way leads on to way,
I doubted if I should ever come back.

I shall be telling this with a sigh
Somewhere ages and ages hence:
Two roads diverged in a wood, and I—
I took the one less traveled by,
And that has made all the difference.

Cómo ser optimista October 7, 2008

Posted by Cristián in Reflexiones diarias.
Tags:
add a comment

Prométete a ti mismo:

  • Ser tan fuerte que nada pueda turbar tu paz mental
  • Hablar solo de salud felicidad y prosperidad a toda persona que conozcas
  • Hacer que todos tus amigos sientan que hay algo de valor dentro de ellos
  • Mirar el lado bueno de todas las cosas y hacer que este optimismo se haga verdadero
  • Sentirse tan entusiasta con el éxito de los demás como con el nuestro
  • Olvidar los errores y penas del pasado y aferrarse a los grandes logros que alcanzaremos en el futuro
  • Brindarle a cada criatura viviente que hallemos a nuestro paso una sonrisa

Debemos sentirnos:

  • Demasiado fuerte para preocuparnos
  • Demasiado nobles para encolerizarnos
  • Demasiado seguros para temer y
  • Demasiado contentos para pensar en dificultades

Sacado del sitio http://reflexionesdiarias.wordpress.com/

Luego de… October 4, 2008

Posted by Cristián in Uncategorized.
add a comment

caer, levántense y sigan caminando con la frente en alto. Y sonrían, que a pesar de todo, la vida es bella…

El Club del 99 October 4, 2008

Posted by Cristián in Uncategorized.
Tags:
add a comment
Érase una vez un rey, que a pesar de su lujoso estilo de vida, no era Feliz.

Un día, el Rey observó a un sirviente que cantaba alegremente mientras trabajaba. Esto fascinó al Rey, ¿por qué siendo él, el Supremo Soberano de la tierra, era tan desdichado y sombrío, mientras que en un humilde siervo había tanta alegría?. El rey preguntó al sirviente: “¿Por qué estás tan contento?”

El hombre respondió: “Su Majestad, yo soy nada más que un sirviente, pero mi familia y yo no necesitamos demasiado – sólo un techo sobre la cabeza y comida caliente para llenar nuestros estómagos”.

El rey no quedó satisfecho con esta respuesta. Más tarde en el día, solicitó el asesoramiento de su consejero de más confianza. Después de escuchar al Rey hablar sobre sus quejas, pesares y la historia del siervo, el consejero dijo: “Su Majestad, creo que el sirviente nunca ha sido parte de El Club 99″.

“El Club 99? Y qué es exactamente eso?” Preguntó el Rey.

El consejero respondió: “Su Majestad, para saber realmente lo que es el Club 99, usted debe colocar 99 monedas de oro en una bolsa y dejarla en la puerta de la casa del Sirviente.”

A la mañana siguiente el sirviete vio la bolsa, la reogií y la llevo adentro de su casa. Cuando abrió la bolsa, dió un gran grito de alegría … Cuantas monedas de oro!

Comenzó a contarlas todas. Después de varios intentos, quedó convencido de que había 99 monedas. Se preguntaba, “¿Qué podría haber ocurrido con la última moneda de oro? Seguramente, nadie dejaría 99 monedas!”

Buscó por todo lugar que pudo. Quizá se había extraviado, pero no la encontró. Finalmente, agotado, decidió que iba a tener que trabajar más que nunca para ganar que moneda de oro que le faltaba y completar las 100.

A partir de ese día, la vida de aquel el siervo cambió. Trabajaba en exceso, se tornó en un horriblemente gruñón, castigaba a su familia por no ayudarlo a ganarse la moneda de oro y dejó de cantar mientras trabajaba.

Testigo de esta transformación drástica, el Rey se mostró perplejo. Cuando él buscó de nuevo a su asesor, el asesor dijo: “Su Majestad, el siervo ahora oficialmente se ha sumado a El Club 99″.

Él continuó, “Se le llama El Club 99 a las personas que tienen lo suficiente para ser feliz, pero nunca lo son, porque siempre estan anhelando y luchando por esa extra y última “moneda” , retipindose a sí mismos:

“sólo tengo que obtener esa última cosa y Entonces voy a ser feliz para toda la vida. ” “o si yo tuviera … o fuera … entonces sería feliz para el resto de mi vida”

Podemos ser felices, incluso con muy poco en nuestras vidas, pero en el momento en que se nos da algo más grande y mejor, queremos más! Perdemos nuestro sueño, nuestra felicidad, herimos a la gente que nos rodea, y todos esto a un precio aun mayor.

De eso es lo se trata unirse a El Club 99.

Frase June 13, 2008

Posted by Cristián in Uncategorized.
3 comments

Un compañero tiene el sgte texto en su nick de messenger, lo posteo porque me gustó…:

“Los guerreros miran el futuro a los ojos. Sin miedo y sin arrogancia.”

¡Maestra la frase!